Los demócratas están considerando un proyecto que limitaría, aunque eliminaría, la influencia de los superdelegados, que hicieron que Bernie Sanders declarase que el sistema estaba amañado tras su derrota ante Hillary Clinton en las primarias presidenciales del año pasado.

Los cambios, delineados en una propuesta de la que la Associated Press obtuvo una copia, no hubieran cambiado el desenlace de esa contienda, en la que Clinton sacó al menos 3.000.000 de votos más que Sanders.

Pero la nueva propuesta limitaría la cantidad de delegados que puede obtener un candidato fuerte antes de que se emita un solo voto.

Los superdelegados son dirigentes y funcionarios demócratas que ayudan a elegir el candidato a la presidencia. En el 2016 apoyaron a Clinton en forma desproporcionada y los partidarios de Sanders dicen que eso contribuyó a su derrota.

En la propuesta en la que se está trabajando una comisión nacional especial del partido propone que siga habiendo unos 400 dirigentes del Comité Nacional Demócrata que son designados delegados automáticos a la convención en que se elegirá el candidato.

Pero bajo las nuevas reglas, esos superdelegados deberán acatar el resultado de las primarias en la primera votación. En el 2016, los superdelegados podían apoyar a cualquier candidato.

Algunos superdelegados conservarían el derecho a votar por quien les parezca: Los miembros del Congreso, gobernadores en funciones y otras figuras prominentes del partido. Su número varía de convención en convención.

En la convención del 2016, los superdelegados que no comprometieron su voto representaron el 15% del total de los votos. En su forma actual, esa cifra se reduciría a la mitad.

La propuesta coincide con un acuerdo que fue aprobado ya por la gente de Clinton y la de Sanders.

El tema de los superdelegados es uno de varios que está analizando este fin de semana la Comisión por la Unidad de los Demócratas, formada por Clinton, Sanders y el presidente del Comité Nacional Demócrata Tom Pérez para que recomiende cambios tras la ríspida primaria del año pasado.

Las propuestas finales serán analizadas por el comité nacional el año que viene.

Larry Cohen, partidario de Sanders y copresidente de la Comisión por la Unidad, desistió de comentar los detalles de la propuesta, pero dijo: “Vamos a acatar lo que ya aprobó una convención completa”.

Cohen y otros demócratas, no obstante, dijeron que los miembros de la comisión han hecho circular enmiendas previas a su reunión de este fin de semana en Washington.

___

Barrow está en https://twitter.com/BillBarrowAP