El gobierno de Filipinas demandará el rembolso de 3.500 millones de pesos (69,5 millones de dólares) al gigante farmacéutico Sanofi Pasteur y examinará la posibilidad de acciones legales luego que un estudio de la compañía mostró que la vacuna usada en un programa de inmunización contra el dengue pudiera exponer a algunas personas a casos severos de la enfermedad, dijo el secretario de salud el viernes.

El secretario Francisco Duque III dijo que el gobierno demandará además compensación por el tratamiento de niños que contraigan dengue grave. No se han confirmado muertes, pero la menos un niño inmunizado contrajo dengue.

El Departamento de Salud suspendió su campaña de inmunización contra el dengue, lanzada a inicios del año y que es el primer programa público de su tipo, luego de que Sanofi Pasteur publicó el estudio la semana pasada.

Un pequeño grupo de manifestantes llamó al gobierno a tomar medidas contra los secretarios de salud que apoyaron el programa de inmunizaciones durante gobiernos previos así como en el actual, durante una concentración junto al Departamento de Salud en Manila. Los manifestantes llevaron a un niño de 12 años que dicen fue vacunado.

La exsecretaria de salud Janette Garin dijo a televisora ABS-CBN que durante su mandato no hubo advertencia por Sanofi de que la vacuna Dengvaxia representaba un riesgo para aquellos que no habían sido infectados previamente. Dijo que está preparada para enfrentar la investigación del Senado la semana próxima.

Más de 730.000 niños en edad escolar de 9 años o mayores en tres regiones filipinas con altas tasas de dengue han recibido al menos su primera dosis de Dengvaxia, la primera vacuna licenciada contra el dengue.

Sanofi Pasteur dijo que su estudio a largo plazo de la vacuna mostró beneficios sostenidos por hasta seis años para aquellos que habían sido infectados previamente con dengue, pero que personas que nunca se habían enfermado tenían un riesgo mayor de contraer casos severos a partir del tercer año después de la inmunización.

"Vamos a demandar el rembolso de los 3.000 millones pagados por Dengvaxia y que Sanofi establezca un fondo de indemnización para costear la hospitalización y el tratamiento de todos los niños que puedan contraer dengue severo", dijo Duque en una conferencia de prensa. Añadió que el equipo de asesores legales del gobierno examinará además la responsabilidad de Sanofi.

El gigante farmacéutico dijo inicialmente que la vacuna era segura y efectiva para personas de entre 9 y 45 años, pero tras el estudio dijo que "no es recomendada para personas que no han tenido una infección previa con dengue" debido al riesgo de caso severo, dijo Duque.