Las autoridades municipales de una pequeña población de Florida dijeron el viernes que un policía festejado como héroe por salvar a un hombre en el tiroteo del club nocturno Pulse ha sido despedido por decirle a una mujer que se sentía "emocionalmente perturbado" al detenerla por una infracción de tránsito.

El cabo Omar Delgado cesará en su trabajo el 31 de diciembre. Él dice que lo despiden porque padece del trastorno de estrés postraumático desde la matanza del 12 de junio de 2016 en la vecina Orlando.

Después de la masacre, Delgado regresó a la patrulla, pero fue asignado a tareas de escritorio después de varios meses. Según las autoridades, se inició una investigación interna tras recibirse una denuncia en su contra.

El alcalde de Eatonville, Eddie Cole, dijo en conferencia de prensa el jueves que Delgado recibirá el 42% de su sueldo y beneficios de por vida.

El abogado de Delgado dijo que su defendido no cometió delito alguno.