Una nevada blanqueó partes del sur de Estados Unidos el viernes para delicia de los escolares, pero a algunos adultos les trajo recuerdos dolorosos de tormentas pasadas en los que los conductores quedaron atrapados durante horas en las carreteras.

Los negocios cerraron y los trabajadores salieron temprano de sus oficinas a medida que caía nieve mezclada con lluvia sobre el centro de Atlanta, lo que provocó embotellamientos bastante antes de la hora pico.

“Nos sorprende que esta pequeña nevada causara tantas alteraciones en toda la ciudad”, dijo Lucas Rachow, que permanecía de pie con varios colegas mientras aguardaban ser trasladados al aeropuerto.

Rachow se dirigía de vuelta a su casa en Suiza tras una reunión de negocios y dijo desconocer si su vuelo había sido cancelado.

El Servicio Nacional de Meteorología informó que solo se esperaba una acumulación de nieve de entre 3 y 5 centímetros (1 o 2 pulgadas) en Atlanta, aunque en los suburbios del norte de la ciudad era posible que cayera más. De todas formas fue suficiente para recordarle a algunos residentes la tormenta de 2014 que paralizó la ciudad y dejó varados a los automovilistas en los caminos durante la noche con sólo 5 centímetros (2 pulgadas) de precipitación.

Se espera que la nieve se desplace el fin de semana hacia la región de la costa central del Atlántico, partes del noreste y Nueva Inglaterra.

En la tienda de emparedados Jersey Mike’s en el centro de Atlanta, el gerente Mike Thomas dijo que la nieve había ahuyentado a su clientela. Le estaba llamando a su jefe para ver si deberían cerrar temprano, tal y como hizo el restaurante de costillas contiguo.

“La cosa está terriblemente lenta”, dijo Thomas justo después de la que debió haber sido la hora de la comida, en la que suele haber gran afluencia de clientes.

Se reportaron acumulaciones de 15 centímetros (6 pulgadas) en Mississippi y el norte de Georgia, mientras que cuando menos 13 centímetros (5 pulgadas) cayeron en Alabama. Inusuales ráfagas con nieve se detectaron en Nueva Orleans. Se les pidió a los automovilistas que evitaran salir a los caminos en Luisiana por temor al hielo.

En el sur de Texas también se registró una inusual nevada.

“Es la primera nevada de la temporada, y siempre que uno mencione siquiera la palabra ‘nieve’ en el sur, la gente va a ponerse un poco nerviosa”, dijo David Nadler, meteorólogo en la oficina del Servicio Nacional de Meteorología al sur de Atlanta.

Se esperaba que las temperaturas bajaran por debajo del punto de congelación en gran parte de la región durante la noche, y los meteorólogos advirtieron que el hielo en el pavimento podría generar riesgos en los caminos. El sábado por la tarde el clima debería tornarse más soleado.

Para el viernes por la tarde, un total de 688 vuelos habían sido cancelados en el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson en Atlanta, dijo su portavoz Reese McCranie.

Más adelante esa noche, Delta Airlines informó en Twitter que había cancelado 625 vuelos debido a la nieve en Atlanta.

___

Los periodistas de The Associated Press Jeff Martin y Don Schanche en Atlanta y Jay Reeves en Birmingham, Alabama, contribuyeron con este despacho.