La onda gélida intensa ha dejado al menos veintiún muertos

  • Se reportan siete muertes en Illinois y seis en Indiana.
  • Varias víctimas fueron reportadas como indigentes que se negaron a ir a un refugio o que no alcanzaron a llegar a un lugar para resguardarse.
  • Los 50 estados registraron temperaturas de congelación.

Una masa de inclemente aire polar que ha puesto a temblar al centro-norte de Estados Unidos en los últimos días se extendió el martes hacia el este y el sur del país, donde se registraron nuevos récords mínimos que en algunos casos se habían mantenido durante más de un siglo.

Cinco personas murieron mientras paleaban nieve El frío resultó mortal para algunos: las autoridades reportaron al menos 21 decesos relacionados con el clima en diversas partes del país desde el domingo, incluidos siete en Illinois y seis en Indiana. Por lo menos cinco personas murieron mientras paleaban nieve, mientras que varias víctimas fueron identificadas como indigentes que se negaron a ir a un refugio o que no alcanzaron a llegar a un lugar lo bastante cálido para resguardarse.

En Chicago, el frío fue demasiado intenso incluso para el oso polar del Zoológico del Parque Lincoln. Aunque los osos polares pueden tolerar temperaturas gélidas en su hábitat natural, no se permitió que Anana saliera al aire libre el lunes porque no tiene la gruesa capa de grasa que los osos desarrollan normalmente al alimentarse de focas y restos de ballenas.

Los sureños de la nación tuvieron que sacar abrigos, guantes y gorros que casi nunca tienen que usar. Las fuentes se congelaron y una rueda de la fortuna de 60 metros (200 pies) debió cerrar en Atlanta.

El mercurio cayó bien por debajo de cero desde Boston y Nueva York hasta Atlanta, Nashville, Birmingham y Little Rock, lugares donde la mayoría de la gente no tiene idea de cómo lidiar con temperaturas frígidas.

Más frío que en la Antártida

El mapa meteorológico matutino para la mitad oriental de Estados Unidos parecía un cuaderno de álgebra, con un montón de números negativos. De hecho, el centro-norte y el este del país estaban mucho más fríos que gran parte de la Antártida.

En Missouri, un niño de un año murió el lunes cuando el auto en el que viajaba chocó con una barredora de nieve, mientras que una mujer de 20 años falleció luego de que su vehículo resbaló por el hielo que cubría un camino y chocó contra un tractocamión.

En un fenómeno que los meteorólogos dijeron no es tan extraño, los 50 estados del país registraron temperaturas de congelación en algún momento del martes. Ello incluye Hawái, donde hubo -7 C (18 F) en lo alto del volcán Mauna Kea.

Se te congelan los dedos en tres minutos Había -17 C (1 F) en Reading, Pensilvania, y 16 C (2 F) en Trenton, Nueva Jersey. La ciudad de Nueva York experimentó -15 C (4 F), cuando el récord previo para la fecha era de -14 C (6 F), impuesto en 1896.

"Hace un frío brutal aquí", dijo Spunkiy Jon, quien hizo una pausa en sus labores de limpieza en Nueva York para fumar un cigarrillo en la cabina de un camión de basura. "Se te congelan los dedos en tres minutos".

Más al sur, en Birmingham, Alabama, el termómetro cayó a -13 C (7 F), cuando la marca anterior era de -11 C (11 F), registrada en 1970. En tanto, en Charlotte, Carolina del Norte, las temperaturas fueron de -14 C (6 F), lo que rompió la marca de -11 C (-12 F) vigente desde 1884.

"Eso es un frío muy grave para esas áreas", dijo Brian Lynn, del Servicio Meteorológico Nacional en Peachtree City, Georgia. "Temperaturas tan bajas son algo raro".

Lo peor pasará en cuestión de un día o dos, cuando se regularice la trayectoria de los vientos que circundan el polo norte.

Cierre de guarderías y escuelas

El martes, muchas escuelas y guarderías de la región oriental de Estados Unidos estuvieron cerradas a fin de que los niños no estuvieran expuestos al frío peligroso. Las autoridades abrieron refugios para los indigentes y para cualquiera que necesitara un lugar cálido.

Más hacia el sur, en Pensacola, Florida, una ciudad con costa en el Golfo de México y conocida más por sus playas que por las heladas, el panorama era de calles desiertas el martes por la mañana con temperaturas bien debajo de cero. Las calles lucen normalmente llenas de personas corriendo y paseando a sus perros.

Los meteorólogos dicen que unas 190 millones de personas pudieron sentir los efectos de la ola de frío en el país.

Los agricultores temían por sus cultivos.

PJM Interconnection, que opera la red de suministro de electricidad que abastece a más de 61 millones de personas en el centro-norte, el sur y el centro-este, les pidió a los usuarios que ahorrasen energía, especialmente por la mañana y al final de la tarde.