La cámara baja del parlamento de Rusia aprobó el miércoles vetar el acceso a la cámara de los medios estadounidenses Voice of America y Radio Free Europe/Radio Liberty. Este es el último paso en el enfrentamiento entre Moscú y Washington por los medios de comunicación financiados por el estado.

La votación se celebró un día después de que el Ministerio de Justicia calificó a las dos empresas y a sus filiales en el país como agentes extranjeros.

La disputa en torno a los medios comenzó el mes pasado cuando la televisora RT, financiada por el Kremlin, fue registrada por el Departamento de Justicia como agente extranjero a petición de Washington. En respuesta, Rusia aprobó una norma que permite al gobierno calificar a medios internacionales como agentes extranjeros.

Luego de que el comité que gestiona el acceso de periodistas de televisión al Capitolio retiró las credenciales a RT la semana pasada, el parlamento ruso prometió que impediría también el acceso a la cámara a medios considerados agentes extranjeros.