El número de personas que viven en la indigencia en Estados Unidos subió en 2017 por primera vez desde 2010, por el aumento de sin techo en Los Ángeles y en otras ciudades de la Costa Oeste, dijeron autoridades estadounidenses.

De acuerdo con un reporte del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano publicado el miércoles, casi 554.000 personas viven la calle en todo Estados Unidos, según encuestas realizadas en enero.

Esta cifra supone un incremento del 1% con respecto a 2016.

El número de indigentes que no tienen acceso a albergues para pasar la noche y se resguardan en autos, tiendas de campaña, en las calles o en edificios abandonados también aumentó _ más de un 9% desde 2015.

Los incrementos son más notables en Los Ángeles y otras ciudades de la Costa Oeste, impulsados por el aumento de los alquileres.