El índice de popularidad del alcalde de Sao Paulo se desplomó el mes pasado, asestándole un duro revés a sus ambiciones presidenciales.

Un sondeo de Datafolha indicó que el 39% de los encuestados dijo que Joao Doria, alcalde de la ciudad más grande de Sudamérica, era "malo o terrible", en comparación al 26% en octubre. El índice de aprobación de su gestión cayó tres puntos, a 29%.

Doria ha dado la impresión de estar preparándose para ser el candidato presidencial que puede salvar a Brasil de un aparente pozo sin fondo de escándalos de corrupción, aun después de insistir que él no va a ser candidato del Partido de la Social Democracia, en la elección del 2018.

Datafolha entrevistó a 1.085 personas entre el 28 y 30 de noviembre. El margen de error de la encuesta es de 3 puntos porcentuales.