La policía de Israel interrogaba el domingo a un aliado próximo al primer ministro del país, Benjamin Netanyahu, por cargos de corrupción.

El jefe de la coalición, David Bitan, estaba siendo cuestionado el domingo en relación con acusaciones de que promovió intereses de delincuentes a cambio de un alivio de deuda cuando se movía en la política municipal, antes de ser elegido para el parlamento. Bitan es el impulsor de una iniciativa legislativa que se considera una ayuda para el asediado Netanyahu, que enfrenta múltiples acusaciones de corrupción.

Miles de israelíes participaron el sábado en la noche en Tel Aviv en una manifestación contra la corrupción que pidió la dimisión del primer ministro. Fue una de las protestas más multitudinarias hasta la fecha contra el largo mandato de Netanyahu.

Netanyahu ha sido interrogado en dos casos y la policía dijo que sospecha que está implicado en sobornos, fraude y abuso de confianza. El político negó haber cometido delito alguno.