Un fugitivo de Texas que había estado prófugo por más de 10 años fue arrestado e identificado gracias a que no tiene un dedo del pie.

William Greer estaba en la lista de las 15 personas más buscadas por el Servicio de Alguaciles Federales de Estados Unidos tras ser acusado del asesinato de su novia, Tammy Equivel, en diciembre de 2006. La policía indicó que el hombre confesó su culpabilidad en ese entonces pero las autoridades no contaban con evidencia.

Los Alguaciles obtuvieron información el 24 de noviembre que los llevó a creer que Greer se encontraba en Nacajua, un pequeño poblado en México. Las autoridades mexicanas fueron al lugar y detectaron a un hombre que coincidía con la descripción de Greer el martes.

Las autoridades lo detuvieron y en poco tiempo pudieron confirmar su identidad después de ver que le faltaba un dedo del pie, un rasgo físico de Greer que había sido revelado al momento de su desaparición.

Greer está actualmente en poder del Departamento de Policía del condado Harris.