Los legisladores en Polonia aprobaron el viernes un proyecto de ley que eliminará gradualmente para 2020 el domingo laboral a fin de habilitar las ventas dominicales en los negocios, a pesar de las críticas sobre que desaparecería miles de empleos.

El proyecto de ley, propuesto por sindicatos que buscan que los trabajadores de los negocios pasen más tiempo con sus familias, ganó apoyo del partido gobernante, el cual profesa los valores católicos.

Los detractores de la medida dijeron que tendría un efecto negativo en la economía polaca, pues eliminaría cientos de miles de empleos y dañaría a las cadenas de supermercados, que en su mayoría son occidentales.

La cámara baja, dominada por el partido gobernante, votó 254-156 con 23 abstenciones para limitar las compras dominicales para el primer y último domingo de cada mes, del 1º de marzo hasta finales de 2018. El plan busca prohibirlas completamente para comienzos de 2020.

Sin embargo, habrá algunas excepciones que permitirán las compras en domingo antes de fechas importantes, como Navidad o Pascua. Además, las tiendas en línea y las panaderías serán eximidas de la prohibición.

El proyecto de ley todavía necesita la aprobación del Senado y del presidente Andrzej Duda.