Cientos de periodistas han viajado esta semana a Colorado para atestiguar este miércoles la apertura de más de un centenar de tiendas de mariguana al por menor, al entrar en vigor la ley que despenaliza su venta a mayores de 21 años.

Es el primer lugar del mundo en que la venta de mariguana será completamente legal Colorado se convertirá este miércoles en el primer lugar en el mundo en el que será totalmente legal vender mariguana a cualquier persona mayor de 21 años en los puntos de venta autorizados.

Denver y otras ciudades de Colorado vendrán a desplazar así a Ámsterdam, en Holanda, la ciudad que ha acaparado hasta ahora la atención de los consumidores de mariguana, al haber asumido desde hace años un punto de vista tolerante hacia la venta de la droga en los cafés.

Sin embargo, la venta de mariguana en Holanda es sólo tolerada, no realmente legal.

En Colorado será totalmente legal a partir de este 1 de enero bajo las leyes de la entidad que permitirán a cada persona mayor de 21 años adquirir hasta 28 gramos de mariguana para su uso personal con motivos recreacionales.

El estado de Washington, que al igual que Colorado aprobó la venta de mariguana al por menor en noviembre de 2012, se sumará pronto a esta entidad en abrir puntos de venta de la droga. Lo mismo ocurrirá con Uruguay, el primer país en el mundo en legalizar la venta de cannabis.

Sin embargo, será Colorado el primer lugar del mundo en que la venta de mariguana para fines recreativos comenzará a efectuarse completamente legal.

Llegan miles de turistas

La ocasión ha generado un ambiente festivo en Denver y otras ciudades de Colorado, con el arribo de miles de turistas entusiastas en adquirir mariguana, y cientos de periodistas, algunos de ellos provenientes de otros países, prestos a cubrir el momento histórico.

Las autoridades advirtieron a los consumidores no fumar la droga en sitios públicos Las autoridades prevén que uno de los obstáculos para una implementación óptima de las tiendas de mariguana esta semana sea la probable actitud juvenil de algunos activistas.

Éstos podrían no conformarse con la apertura de la actual ley y posiblemente tratarán de burlar las restricciones contra el uso público, fumando la droga en calles y parques.

El jefe de policía de Denver, Robert White, dijo esta semana que sus agentes se asegurarán de que las tiendas abran y operen "de manera ordenada", pero indicó que no iba a despachar a sus elementos a buscar gente que fume mariguana.

Aunque la venta y posesión de mariguana será legal bajo las leyes de Colorado, ésta será siendo ilegal bajo las leyes federales, y el traer la droga consigo cuando se ingrese a instalaciones y terrenos federales podría ser causa de multa o arresto.

Las autoridades han advertido a los consumidores de mariguana no fumar la droga en sitios públicos y el no portarla consigo en los parques nacionales, donde se encuentran los principales centros de esquí de Colorado, así como tampoco en los aeropuertos.

Dan licencia a 136 tiendas

La División de Aplicación de la Ley de Mariguana de Colorado ha emitido hasta ahora licencias para 136 tiendas de mariguana, 102 de ellas en Denver, aunque muchas de ellas no podrán abrir este miércoles, al no concluir aún con el trámite de otros permisos ante las autoridades locales.

Debido a la burocracia se desconoce cuántos vendedores podrán abrir en el Año Nuevo Las autoridades estatales también han emitido licencias para 31 fabricantes de productos infundidos de mariguana y para 178 instalaciones de cultivo de esa planta.

Denver informó que 42 empresas de mariguana al por menor, entre tiendas, campos de cultivo y fabricantes de productos con infusión de mariguana, habían completado los requisitos de la ciudad y pueden operar a partir de este miércoles si tienen licencias del estado.

Debido a la burocracia estatal y local, aún se desconoce con certeza cuántos vendedores de mariguana recreativa podrán abrir el día de Año Nuevo.

Alrededor de 160 tiendas en todo el estado buscan aún la aprobación y muchos solicitantes están a la espera de ser inspeccionados y de audiencias locales de zonificación y verificación de antecedentes.

Las ciudades y condados han cambiado en algunos casos los códigos de incendios para las operaciones de mariguana, lo que suma nuevos requisitos de señalización o de zonificación, o instituido nuevas tarifas que dicen van a necesitar para regular la industria.