Jahi McMath
Jahi McMath, en una imagen de una página de Facebook que apoya que no sea desconectada. Facebook.

Una corte estatal de California ordenó mantener conectada a un ventilador a la adolescente Jahi McMath, de 13 años de edad, quien permanece en un hospital de Oakland con muerte cerebral desde el pasado 12 de diciembre.

La orden judicial para mantener a Jahi conectada vencía a las 17:00 horas de este lunesDocumentos judiciales indican que se declaró la muerte cerebral de la joven el 12 de diciembre, tres días después de que fuera sometida a una operación de anginas, a causa de un paro cardiaco que impidió la llegada de oxígeno al cerebro.

Cinco médicos, tres de ellos independientes solicitados por la familia, coincidieron en que Jahi no tenía actividad cerebral, pero los padres han demandado que se le mantenga en un ventilador, al considerar que aún tienen esperanzas de sobrevivir.

El tío de Jahi, Omari Sealey, dijo a periodistas este lunes que la familia había encontrado un establecimiento con licencia en el estado de Nueva York que aceptaría recibirla, y que ya había contratado un avión ambulancia para llevarla allí.

Sin embargo, Sealey dijo que el hospital de Oakland no "nos ha permitido proceder de esa manera", por lo cual presentó una nueva demanda ante una corte federal y apeló a la Corte Superior del Condado de Alameda, para evitar que la menor sea desconectada, informó el diario Oakland Tribune.

La orden judicial para mantener a Jahi conectada a un respirador en el Hospital de Niños de Oakland vencía a las 17:00 horas de este lunes, pero según la familia, un juez amplió el plazo hasta el 7 de enero.

El caso ha preocupado a especialistas en ética médica y legal, al considerar que puede generar conceptos erróneos y dar lugar al malentendido de que alguien con muerte cerebral puede ser tratable.

"La muerte cerebral completa" es una de las dos definiciones legales de muerte, un concepto reafirmado hace cinco años por un consejo presidencial.