1.3 millones de personas perderán su subsidio de desempleo este sábado, al terminarse los fondos que el Gobierno federal había destinado a esos programas. El Congreso trató, sin éxito, de extender los fondos unos meses más.

Quitarle estos beneficios a tantos desempleados no tiene sentidoEl recorte afectará inicialmente a 1.3 millones de ciudadanos, que se convertirán en 1.9 millones hacia mediados de 2014, según informa el diario USA Today.

El cheque que reciben a la semana los desempleados es de unos 300 dólares en promedio.

"Quitarle estos beneficios a tantos desempleados no tiene sentido, no es algo que deberíamos permitir", declaró al diario el senador demócrata Jack Reed.

Negociaciones en el Senado

Quienes están a favor del recorte dicen que es hora de quitar estos subsidios, puesto que la tasa de desempleo ha bajado desde el 10% que alcanzó en octubre de 2009 a un 7% estas semanas.

El Senado trabaja en una propuesta para extender los beneficios tres meses más, a principios de 2014. El líder de la cámara, el republicano John Boehner, ha dicho que se trata de una iniciativa que podría salir adelante.