Las autoridades federales arrestaron al segundo funcionario más importante de la policía del sur de Texas que forma parte de una desacreditada unidad de combate al narcotráfico.

José Joe Padilla, comandante de la policía en el condado de Hidalgo, fue arrestado el martes bajo los cargos federales de lavado de dinero y asociación delictuosa para poseer marihuana con la intención de distribuirla, informó Nina Pruneda, portavoz de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Padilla compareció en la corte horas después de ser arrestado y se le ordenó permanecer detenido hasta su audiencia de detención que será el viernes.

Unidad bajo investigación

La ahora extinta Unidad Panamá es objeto de una amplia investigación federal donde nueve agentes han sido sentenciados por asociarse con traficantes de drogas para robar drogas a organizaciones criminales rivales y revender los narcóticos.

Los traficantes se ponían de acuerdo con policías para confiscar la droga y después venderlaEn el juicio del agente Jorge Garza realizado en agosto, el alguacil del condado Hidalgo Lupe Treviño declaró que no tenía conocimiento de los delitos a pesar de que su hijo era integrante de esa unidad.

El plan fue organizado por Fernando Guerra padre, el propietario de una empresa local de camiones. Los fiscales dijeron que el plan era llevar las drogas hacia el norte en los camiones de Guerra y que éstas fueran confiscadas por la policía de Hidalgo para que los dueños de los narcóticos no pensaran que el empresario y su hijo estaban robando su mercancía.

Después la carga era vendida y se dividían el dinero, informaron las autoridades.