• Pide a USAID todos los documentos relacionados con el proyecto.
  • También examinará los mensajes que se enviaron a los suscriptores en Cuba.
  • Washington ha negado que se tratara de un programa secreto para originar una 'primavera árabe' en la isla.