• Tiene una pantalla más grande (12.5 centímetros) y nítida que su antecesor, el S III.
  • Fue presentado en el Radio City Music Hall de Nueva York ante miles de personas.
  • La compañía surcoreana ha vendido 100 millones de teléfonos Galaxy S.