<p>Sorpresa por la oscuridad y ausencia de hielo en el cometa que visita Rosetta.</p>
  • Este miércoles tuvo lugar un hito sin precedentes en la exploración espacial: una sonda de la Agencia Europea ha protagonizado el primer aterrizaje en un cometa.
  • El sistema que debía evitar el rebote contra el cometa no funcionaba, por lo que se utilizaron unos arpones para anclarlo a la superficie.
  • Una vez separada de Rosetta, la sonda viajó a 18 centímetros por segundo hacia el cometa, al que llegó a las 17.04 horas, según la ESA.