• Una turista francesa paseaba por un barrio de Nueva York junto a su familia cuando vio a un hombre rebuscar en la basura.
  • Fue entonces cuando le ofreció al supuesto vagabundo lo que le quedaba de una pizza que habían comido.
  • "Él me dijo: 'Muchas gracias, que Dios la bendiga", recuerda la turista.
  • Días más tarde, un trabajador del hotel donde se hospedaban le mostró un periódico donde salía junto al vagabundo, que no era otro que Richard Gere.