• Viaja en un avión especialmente acondicionado para el traslado de pacientes de alto riesgo.
  • Una prueba de sangre confirmó que había contraído la enfermedad.
  • El resto del equipo será monitoreado de cerca ante posibles signos o síntomas de la enfermedad

Página 1 de 2