• Pese a que Catalina de Cambridge es alérgica a los caballos, tomará clases de hípica para compartir la pasión de su marido.
  • Repasamos otros 'sacrificios' de la nobleza.