• La Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras pidió el cambio pues pueden explotar y arrojar fragmentos de metal en el auto.
  • La decisión afecta a autos BMW Serie 3 fabricados entre 2004 y 2006.
  • Este año, la compañía envió a reparación 574.000 autos en EU.