• La cantante pidió una hamburguesa para llevar en un restaurante de la cadena Johnny Rockets.
  • El empleado le gritó a Franklin, diciendo que no podía sentarse a comer, porque ella había pedido la hamburguesa para llevar.
  • Una portavoz de Johnny Rockets dijo que el dueño del restaurante lamenta las acciones de "un empleado nuevo y muy joven".