Imagen de archivo de una operación de la Policía Nacional contra la prostitución.
  • Rechazó las las quejas de grupos que argumentaban que la postura equivale a defender la legalización de los proxenetas y la propiedad de los burdeles.
  • En un se aprobó la resolución donde recomienda la "despenalización absoluta de todos los aspectos relacionados con el trabajo sexual consensuado".
  • La legalización es la mejor manera de defender los derechos humanos de las trabajadoras sexuales.