Tras conseguir una de las victorias más resonantes de su carrera, Alexander Zverev acabó disculpándose por un error no forzado que no cometió.

Zverev le negó a Roger Federer una oportunidad de ganar su 100mo título al vencerle el sábado 7-5, 7-6 (5) en las semifinales de la Copa Masters de la ATP y avanzar a la disputa del título contra el número uno mundial Novak Djokovic.

Federer iba arriba en el tiebreaker 4-3 y dominaba en un rally en el punto de servicio de Zverev cuando un recogepelotas en el fondo de la cancha dejó caer una pelota. Zverev inmediatamente pidió detener el juego y el árbitro ordenó que se volviese a jugar el punto.

Zverev sirvió un ace antes de proceder a sellar al triunfo momentos más tarde.

"Quiero disculparme por la situación en el tiebreak", dijo Zverev, que fuien abucheado por algunos en el público durante su entrevista en la cancha. “El muchacho dejó caer la pelota y las reglas dicen que se tiene que volver a jugar el punto”.

"Estoy un poco molesto por la situación porque no quería que acabase así”, añadió.

Zverev, de 21 años, se convirtió en el jugador más joven en llegar a la final del torneo de cierre de temporada desde el 2009 y el primer alemán en lograrlo desde 1996.

Se las verá con Djokovic, quien despachó 6-2, 6-2 al sudafricano Kevin Anderson. El cinco veces campeón quedó con marca de 7-1 en las semifinales del torneo.

Federer, de 37 años, buscaba extender su récord a siete títulos, pero no pudo lidiar con la presión generada por el poder y la precisión de Zverev en la pista cubierta en la O2 Arena de Londres.

"Se disculpó conmigo en la red”, señaló Federer sobre Zverev. “Mi reacción fue, ‘amigo, no digas nada. No tienes que pedirme disculpas. Felicidades por un gran partido y un gran torneo hasta ahora. Mis mejores deseos para la final’. Me toca pasar la página”.

Una excelente serie de disparos le dio a Zverev los primeros break points del match en el 12do game y Federer devolvió desviado con una volea para quedar abajo.

El suizo le rompió el saque a su rival para irse arriba 2-1 en el segundo set, pero Zverev se compuso rápidamente y le devolvió el favor en el siguiente game.

Zverev entonces jugó un calmado tiebreaker para sellar la victoria.

"Estoy feliz con mi temporada”, dijo Federer, quien conquistó su 20to título de Grand Slam en el Abierto de Australia. “Hay muchas cosas positivas. Estoy muy entusiasmado de cara a la próxima temporada”.

Pese a que solo alcanzó una ronda de cuartos de final en las grandes citas este año, Zverev es el único jugador activo —aparte de Djokovic, Federer, Rafael Nadal y Andy Murray que ha conseguido tres títulos en torneos de la serie Masters. Pero una consagración en el máximo certamen del circuito excederá esos logros.

"Novak en estos momentos es el mejor jugador del mundo”, dijo Zverev, que cayó ante el serbio en el round robin durante la semana. “Tienes que jugar a tu mejor nivel para siquiera tener una oportunidad. Espero poder hacerlo mañana”.

Djokovic mantuvo su récord de no haber perdido un set _ o game al saque _ en el torneo, abrumando al debutante Anderson para tener la oportunidad de alcanzar a Federer con seis títulos.

“Jugué muy bien en la fase de grupos ante Sascha (Zverev)”, dijo Djokovic. “Pero no creo que estuvo cerca de su mejor nivel”.

Djokovic ganó 20 de 27 puntos en el segundo servicio de Anderson y le rompió el saque dos veces en cada set.

Tras poner fin a una sequía de dos años sin sumar títulos de Grand Slam al vencer a Anderson en la final de Wimbledon, Djokovic alzó su 14to corona de un grande en el Abierto de Estados Unidos y cierra el año como número uno del ranking.

La victoria le dejó con marca de 35-2 desde el inicio de Wimbledon, torneo al que se presentó como 21 del escalafón tras una padecer con una dolencia en el codo derecho durante la primera mitad de la temporada.

“Es increíble lo que ha hecho desde Wimbledon”, dijo Anderson. “No hay duda que está jugando con el mejor tenis de su carrera”.