Wolverhampton Wanderers vuelve a la Liga Premier inglesa tras una ausencia de seis años.

El ascenso fue concretado sin jugar por el súper líder de la segunda división, gracias a que Fulham se dejó empatar 1-1 en los descuentos ante Brentford el sábado.

Los jugadores de Wolverhampton siguieron el partido por televisión y fueron captados nerviosos al observar los últimos segundos.

El equipo dirigido por el técnico portugués Nuno Espirito Santo ha ganado 28 de sus últimos 42 partidos de la Championship.

Los Wolves han marcado el pasado de la categoría desde octubre y certificaron el ascenso con cuatro partidos por disputar. Ahora se enfocarán por ganar el título al liderar con una ventaja de nueve puntos sobre el segundo Cardiff.