Un enceste de Bradley Beal cuando restaban seis segundos del encuentro llevó el lunes a los Wizards de Washington hacia una victoria por 102-101 sobre los Knicks de Nueva York.

Knicks no usó una de las pausas que les quedaban Los Knicks no utilizaron una de las tres pausas que les quedaban después del enceste de Beal. Carmelo Anthony tomó el saque siguiente, dribló hasta el otro costado de la cancha e intentó un triple, pero el balón golpeó el aro sin entrar, mientras el tiempo se agotaba.

Beal encabezó a los Wizards con 21 puntos, incluidos los últimos siete del equipo, y Washington borró un déficit de seis puntos en el cuarto periodo.

Martell Webster agregó 30 unidades y John Wall sumó 20 por los Wizards.

Anthony finalizó con 32 por los Knicks, que se quedaron sin Pablo Prigioni. El argentino sufrió una fisura en el dedo gordo del pie derecho, y quedaría fuera al menos un par de semanas.

Prigioni jugó 18:20 minutos, con apenas tres asistencias, un rebote y dos faltas.