El alero de Golden State Andre Iguodala se perderá el primer partido de la serie final de la NBA el jueves tras no recuperarse del todo de un golpe en la rodilla izquierda, lesión que le impidió jugar en los últimos cuatro encuentros de la serie por el título de la Conferencia del Oeste.

La baja de Iguodala es un duro golpe para la defensa de los Warriors en el empeño de contener a LeBron James y a los Cavaliers de Cleveland.

El entrenador Steve Kerr informó que encomendará a varios jugadores el desafío de contener a James, quien disputará su octava final consecutiva.

“Andre fue el Jugador Más Valioso de la serie en 2015, en buena medida porque asumió el papel de marcar a LeBron, pero también por lo que hizo a la ofensiva”, indicó Kerr. “Está un poco mejor ahora. Hay algunas señales alentadoras, pero lo hemos descartado para el primer partido. Tenemos a muchos chicos que pueden hacer ese trabajo. Cuando tratas de frenar a LeBron tienes que hacer una labor de equipo, así que KD (Kevin Durant), Draymond (Green), Klay (Thompson) y Shaun Livingston tendrán que enfrentarlo por momentos”.

Los Warriors informaron que Iguodala, quien se lesionó en el tercer partido ante los Rockets el 20 de mayo, fue examinado el martes y dio muestras de mejorar. Pero aún tiene un moretón y padece de inflamación del nervio que rodea la rodilla.

Kerr ha dicho que Iguodala no jugará hasta que pueda correr sin dolor. Volverá a ser examinado previo al segundo partido el domingo.

En cuanto a Kevin Love, la condición del alero de Cleveland sigue sin aclararse.

Love aún se mantiene bajo el protocolo de conmociones cerebrales de la NBA. Recibió un golpe en el sexto partido de la final del Este ante Boston, serie que los Cavs ganaron tras el máximo de siete.

No participó el miércoles en el día de prensa en el Oracle Arena, donde los Warriors serán los anfitriones del primer duelo de la cuarta final seguida entre los rivales.

“Va a hacer algunas cosas hoy, para ver cómo se siente”, reveló el entrenador de los Cavs, Tyronn Lue. “Pero está todavía en el protocolo, así que veremos cómo se siente”.

Ambos equipos se entrenaron el miércoles en la cancha de Golden State, donde los vigentes campeones han ganado 17 de sus últimos 18 partidos de postemporada.