Viviani gana la 3ra etapa del Giro, que sale de Israel

Elia Viviani ganó el domingo la tercera etapa de la 101ra edición del Giro d’Italia para su segunda victoria en un embalaje masivo en los últimos dos días, en la última jornada de la histórica...

Elia Viviani ganó el domingo la tercera etapa de la 101ra edición del Giro d’Italia para su segunda victoria en un embalaje masivo en los últimos dos días, en la última jornada de la histórica competencia ciclista en Israel.

El italiano finalizó la etapa de 229 kilómetros (143 millas) a través del desierto Negev hasta el extremo sur de Eliat, en el Mar Rojo, en poco más de cinco horas. Viviani superó a su compatriota Sacha Modolo en la línea de meta y celebró con el puño en alto después de que el sábado ganara de manera similar en Tel Aviv.

“Después del triunfo de ayer se fue la presión”, dijo Viviani.

Los triunfos consecutivos ayudaron a cimentar su reputación como uno de los mejores sprinters del mundo.

“Para ser sincero, siempre he corrido sin pensar en mis competidores”, dijo Viviani, quien ganó el oro olímpico en pista en 2016 y miembro del Quick-Step Floors. “Tengo al mejor para los sprints, así que realmente no me preocupo contra quien compito”.

El australiano Rohan Dennis retuvo la casaca rosa que le arrebató el sábado al campeón defensor Tom Dumoulin. El holandés permanece como segundo general, mientras que Jose Goncalves se colocó tercero.

El tetracampeón del Tour de Francia, Chris Froome, quien sufrió un corte en la rodilla antes de la primera etapa del viernes, terminó en medio del pelotón. Actualmente se ubica en el puesto 19, a 38 segundos del líder.

La etapa del domingo fue la segunda más larga de las 21 jornadas y puso fin a un inicio de tres días en Israel, la primera ocasión que un Gran Tour ciclista se realiza fuera de Europa. La competencia ahora se traslada a Italia, y la isla de Sicilia, en donde el lunes habrá un día de descanso. El Giro finaliza el 27 de mayo en Roma.

El Giro tuvo una cálida recepción en Israel. Aunque el domingo hubo menos espectadores al realizarse en una zona de poca población, los ciclistas recibieron el apoyo de los habitantes locales que golpearon tambores y tocaron guitarras a su paso.

El equipo de la Academia Ciclista de Israel, en su debut en un Grand Tour, disfrutó de uno de sus corredores, el canadiense Guillaume Boivin, al frente durante gran parte de la etapa hasta que fue rebasado por los sprinters en el descenso hacia Eliat.

___

Heller está en Twitter como: www.twitter.com/aronhellerap