Vettel quiere olvidar choque en Singapur y pensar en Malasia

Sebastian Vettel no quiere malgastar energía pensando en el pasado mientras batalla con Lewis Hamilton por el campeonato mundial de la Fórmula Uno.Después de malograr una pole al provocar un choque...

Sebastian Vettel no quiere malgastar energía pensando en el pasado mientras batalla con Lewis Hamilton por el campeonato mundial de la Fórmula Uno.

Después de malograr una pole al provocar un choque hace dos semanas en el Gran Premio de Singapur, el piloto de Ferrari desperdició una oportunidad inmejorable para arrebatar el liderato del campeonato a Lewis Hamilton.

Ahora, el piloto de Ferrari está a 28 puntos de su rival de Mercedes, cuando restan seis carreras en la temporada. La primera oportunidad para cerrar la brecha será el GP de Malasia de este fin de semana, y Vettel afirmó el jueves que ya pasó la página del incidente en Singapur.

“No estoy muy preocupado por los puntos. Eso no cambia para nada mi enfoque para estas últimas carreras”, dijo Vettel. “Es parte del automovilismo. No vale la pena seguir repasándolo una y otra vez, es mejor dedicar la energía mirando al futuro”.

Vettel afirmó que ya había superado el incidente dos días después de la carrera. Sin embargo, reconoció que en las dos últimas carreras en Italia (tercero) y Singapur, el equipo se desempeñó por debajo de sus expectativas.

“Si analizan las dos últimas carreras, no estamos contentos y no estamos orgullosos de ellas”, dijo el alemán, que ha ganado cuatro veces en Malasia.

Mercedes tiene la delantera y el margen de error de Vettel y Ferrari es cada vez menor. Por eso, no pueden fallar en Malasia, donde el calor y la humedad son factores a tomar en cuenta. La temperatura en las cabinas de los pilotos pueden alcanzar los 50 grados Centígrado (120 Fahrenheit), con 80% de humedad.

“Es como estar en una sauna. Tenemos todo el equipo encima, y el vehículo también se calienta”, señaló el piloto de Mercedes, Valtteri Bottas. “El asiento mismo está caliente, y estamos rodeados en la cabina por aparatos electrónicos”.

Los pilotos pueden perder hasta el 5% de su peso en fluidos.

“La fatiga te afecta”, agregó Bottas. “Es más difícil mantener un paso y, en el peor de los casos, sufres de calambres y de problemas de visión”.

La pista ondulada de 5,5 kilómetros es una mezcla de largas rectas y curvas rápidas, por lo que es del agrado de la mayoría de los pilotos. Muchos lamentaron que el circuito de Sepang albergará su última carrera.

“Están eliminado una de las carreras más difíciles, si no la más difícil, de la temporada”, señaló Hamilton. “Es triste que esta sea nuestra última carrera en Sepang”.