Autor de notables tantos en las últimas fechas, Mathieu Valbuena pudo haber protagonizado el sábado uno de los fallos más clamorosos de la liga francesa. Con el arco vacío, el extremo de Lyon desperdició un gol cantado en la derrota de su equipo 2-1 ante el visitante Lille.

Luego de una excelente maniobra por la derecha del substituto Maxwell Cornet, el balón quedó a los pies de Valbuena, libre de marcas. Trató rematar fuerte desde seis metros y estrelló su disparo contra el larguero.

El arquero de Lille Vincent Enyeama consoló a Valbuena, quien no daba crédito a haber desperdiciado la ocasión para empatar el marcador a 20 minutos del final.

"No se puede castigar a alguien por fallar una ocasión", indicó el entrenador de Lyon Bruno Genersio. "Aunque fue una enorme".

El día de Valbuena empeoró al provocar el penal que derivó en al segundo gol de Lille, a los 80 minutos. Yassine Benzia, ex de Lyon, lo ejecutó para completar un doblete en el partido.

La derrota deja a Lyon ocho puntos por detrás del tercero París Saint-Germain, y cuatro por encima de Marsella, quinto.

El máximo artillero de Lyon, Alexandre Lacazette, anotó su noveno gol en siete partidos, elevando su total a 18 en la liga.

Memphis Depay debutó con Lyon luego que la semana pasada llegara procedente del Manchester United, pero el extremo gravitó poco.

En otros resultados, Burdeos escaló al sexto puesto tras vencer a domicilio 2-0 a Nancy. El juvenil delantero brasileño Malcom anotó el segundo gol de Burdeos.

Con un gol en el tramo final del zaguero Joris Gnagnon, Rennes empató de local 1-1 ante Nantes.

El colista Lorient parecía encaminado a una imperiosa victoria, pero encajó dos goles postreros y perdió de local 3-2 ante Dijon.

Pero Angers se despegó de la zona de descanso al vencer 2-1 al visitante Metz, que acabó con nueve hombres debido a un par de expulsiones. Bastia empató 1-1 con Caen.

El domingo, PSG se mide con el líder Mónaco en París, y Niza, que marcha segundo, juega con Guincamp.