Uno de los principales dirigentes deportivos de Rusia solicitó al COI que permita al país ondear su bandera en los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang.

Alisher Usmanov, presidente de la federación internacional de esgrima y también accionista del club inglés de fútbol Arsenal, dijo que el principio legal de “sin culpa no hay castigo” significa que le están negando “derechos humanos básicos” a los atletas rusos limpios.

“Aunque cualquier tipo de discriminación contradice los principios del Movimiento Olímpico, la decisión del COI coloca a los atletas rusos limpios en desventaja con respecto a los atletas de otros países”, escribió Usmanov en una carta abierta a los miembros de la junta del COI.

El organismo rector vetó al equipo ruso de los Juegos de Invierno del próximo año, como sanción por el dopaje institucional en los Juegos de 2014 en Sochi. Los atletas rusos limpios podrán competir en la justa bajo la designación de “Atleta Olímpico de Rusia”, con un uniforme neutral y sin utilizar la bandera o el himno del país.