José María Giménez, pilar de la defensa y autor del gol del triunfo en el debut ante Egipto, sufre una molestia muscular que le impedirá jugar cuando Uruguay enfrente a Rusia en Samara, en un duelo que definirá el primer lugar del Grupo A de la Copa Mundial.

Giménez “no será tenido en cuenta para el encuentro a disputarse el próximo lunes ante Rusia por sufrimiento de cuádriceps derecho, en tratamiento fisiátrico”, informó la delegación uruguaya en un comunicado. “El futbolista realiza trabajo diferenciado”.

No se aclaró cuánto tiempo estará inhabilitado el zaguero. Solo se dijo que “se valora evolución para reintegro al trabajo grupal”. El entrenador uruguayo Óscar Washington Tabárez tampoco dio detalles sobre quien lo reemplazará.

Giménez forma una pareja central muy sólida con Diego Godín, su compañero en el Atlético de Madrid, la cual también representa una amenaza de gol en las jugadas con pelota detenida, una de las principales armas ofensivas de Uruguay.

De hecho, Giménez marcó en el último minuto un gol de cabeza que dio a los celestes una victoria 1-0 sobre Egipto en el debut.

“Importante es porque viene manteniendo un buen nivel”, dijo el delantero Edinson Cavani sobre la baja de Giménez.

“Pero...es una selección. Está formada por los mejores jugadores a criterio de nuestro entrenador, de nuestro país, así que el que está y el que le toca estar, jugará”, añadió Cavani en una rueda de prensa el domingo. Y el que no le toca, estarán otros compañeros...que seguramente están al cien por ciento”.

Uruguay y Rusia están ambos clasificados a octavos de final tras ganar sus dos primeros partidos, pero los rusos tienen mejor saldo de goles.