Dos derrotas y seis goles en contra es el balance del inicio del quinto ciclo de Oscar Tabárez al frente de la selección de Uruguay, luego de que el equipo celeste cayese el martes 4-3 ante Japón, después de haber perdido la semana pasada 2-1 con Corea del Sur en sendos partidos amistosos.

Uruguay desnudó la misma alarmante lentitud y fragilidad defensiva que había evidenciado ante los coreanos. Pudo empatar dos veces el marcador tras quedar en desventaja, pero no tuvo respuesta cuando Japón se puso 4-2 en el complemento.

Los goles japoneses fueron obra de Takumi Minamino (10 minutos), Yuya Osako (36), Ritsu Doan (59) y Takumi Minamino (65), mientras que por Uruguay marcaron Gastón Pereiro (28), Edinson Cavani (57) y Cristian Rodríguez (75).

Tabárez, de 71 años, dirigió a Uruguay en cuatro mundiales, incluidos los tres últimos, y está iniciando su quinto ciclo al frente de la selección. La Celeste viene de alcanzar los cuartos de final en el Mundial de Rusia.

Hizo tres cambios respecto al equipo que salió a la cancha contra Corea del Sur, entre ellos uno obligado por una lesión de Matías Vecino, pero el funcionamiento no mejoró ante Japón, que fue amplio dominador y desnudó grandes lagunas defensivas en Uruguay.

"Un partido muy particular”, dijo Tabárez. Obviamente no fue lo que aguardábamos ni lo que queríamos. Lo que rescaté es que mi equipo salió siempre a buscar, y con esa actitud volveremos a reencontrarnos con un fútbol más acorde a lo que hemos sido últimamente"

El de Cavani fue su 46to gol con la casaca celeste, de la que es el segundo máximo goleador histórico, superado solo por Luis Suárez, que no estuvo en estos encuentros a la espera del nacimiento de un hijo.