Con un gol de penal de Eddie Hernández, Honduras se impuso el martes 1-0 ante Panamá y quedó acariciando el título en el máximo torneo de selecciones centroamericano.

Hernández cobró impecable la falta máxima a los 37 minutos, después de que el árbitro estadounidense Jair Marrufo marcó una infracción de Luis Ovalle contra el propio Hernández que cuestionada por los locales.

Panamá se volcó totalmente a territorio "catracho" en la segunda mitad y sobre el final el arquero Donis Escober se estiró para despejar en gran forma un remate de Edgar Bárcenas, silenciando el grito de gol en el Estadio Rommel Fernández.

Tras el pitazo final, los técnicos colombianos de Panamá, Hernán Darío Gómez y de Honduras, Jorge Luis Pinto, se saludaron al salir de la cancha pero luego se enfrascaron en una discusión que casi termina en gresca.

Honduras consolidó su liderato al sumar nueve puntos en tres partidos y quedó en muy buena posición para coronarse en la Copa Centroamericana en su 14ta edición.

El viernes -en la penúltima jornada- se medirá contra el campeón vigente Costa Rica, que complicó su objetivo de sumar su noveno título al empatar sin goles contra Nicaragua en el partido previo y quedarse con cinco unidades. Panamá (4), El Salvador (4), Nicaragua (1) y Belice (1) siguen en la tabla.

Nicaragua celebró el empate ante Costa Rica, ya que es el primer punto que le saca en estos torneos a su vecino, que llegó al certamen de Panamá sin sus principales figuras que militan en clubes de Europa.

"Nos hemos preparado muy bien mental y físicamente, creo que lo demostramos en el terreno de juego", dijo emocionado el arquero nicaragüense Diedrich Téllez. "En lo que podemos trabajar es en no errar", en los dos duelos que restan, agregó.

Nicaragua venía de perder sus dos primeros partidos ante Honduras y Panamá por marcadores de 2-1.

Fue el segundo empate de Costa Rica en el certamen, después del 0-0 frente a El Salvador en la apertura.

En el primer encuentro, El Salvador sumó su primer triunfo al vencer 3-1 a Belice con tres goles en un periodo de ocho minutos del primer tiempo.

Gerson Mayén, Juan Barahona y Henry Romero marcaron los tantos a los 15, 20 y 23 minutos, respectivamente. Deon McCaulay descontó a los 44 y de paso festejó el primer tanto de los beliceños en lo que va del torneo.

Los cuatro primeros avanzan a la Copa de Oro de la CONCACAF 2017, mientras que el quinto va a un repechaje.