Una vez más, Lillard hace avanzar a Blazers en playoffs

Si el triple de Damian Lillard para asegurar la serie contra el Thunder pareció un poco familiar, es porque lo ha hecho antes.Su enceste de tres puntos para vencer el bocinazo eliminó a Houston en...

Si el triple de Damian Lillard para asegurar la serie contra el Thunder pareció un poco familiar, es porque lo ha hecho antes.

Su enceste de tres puntos para vencer el bocinazo eliminó a Houston en 2014.

Pudo haber sido desde un sitio diferente y contra un equipo diferente, pero fue el mismo Lillard, frío y confiado. Como resultado, los Trail Blazers están en la segunda ronda de los playoffs por primera vez en tres temporadas.

“Ese es ‘Dame’”, dijo tras el encuentro su compañero Zach Collins. “Además del tiro, esa fue una de las actuaciones más grandes que haya visto... Creo que irá a los libros de historia como eso”.

Lillard finalizó con 50 puntos, incluidos 10 triples — coronados por la proeza de la última jugada — en la victoria conseguida el martes por Portland, 118-115 sobre Oklahoma City, que finalizó la serie en cinco juegos.

Portland avanzó a las semifinales de la Conferencia del Oeste para enfrentar al ganador de la serie entre los Nuggets y San Antonio. Denver ganó el martes más temprano 108-90 para tomar una ventaja de 3-2 en la serie.

El aficionado ocasional de la NBA podría haber olvidado las pasadas actuaciones heroicas de Lillard en postemporada.

Portland fue barrido en la primera ronda de los playoffs las dos temporadas anteriores: en 2018 por Nueva Orleáns y el año previo por Golden State. El último viaje de los Blazers a las semifinales de la Conferencia Oeste llegó en 2016, cuando vencieron a los Clippers en la primera ronda antes de caer ante los Warriors en cinco encuentros.

Pero en 2014, Lillard encestó un triple mientras sonaba el bocinazo. Los Blazers sorprendieron 99-98 a los Rockets para llevarse la serie de playoffs en seis juegos y avanzar a las semifinales de conferencia por primera vez en 14 años.

El duelo del martes estaba empatado en los últimos momentos, y Lillard dribló apenas cruzada la mitad de la cancham cerca del logotipo de los Blazers. Luego se retrasó y encestó el tiro ganador desde más de 11 metros mientras sonaba la bocina.

Despidió con la mano a la banca del Thunder.

“Fue un poco diferente”, señaló Lillard sobre los dos tiros ganadores, los cuales fueron realizados desde diferentes lados de la cancha. “En aquel (2014) el estábamos abajo por dos (puntos), había menos tiempo. Aquella vez, en realidad rompí la jugada. No mucha gente sabe que rompí la jugada. Todos los chicos allí me estaban diciendo: ‘sólo corre con el balón’ y eso fue lo que hice. Esta noche, esa fue la manera en que se estableció”.

Esa clase de tiros para amarrar series pueden consolidar reputaciones.

En 1989, Michael Jordan encestó “The Shot” (“El Tiro”) mientras sonaba la bocina para catapultar a los advenedizos Bulls de Chicago sobre los Cavaliers de Cleveland en el último partido de una serie de primera ronda al mejor de cinco duelos. Jordan metió otro tiro para eliminar a los Cavaliers en las semifinales del Este de 1993.

John Stockton encestó un triple al sonar la bocina que envió al Jazz de Utah a su primera aparición en la final de la NBA. Utah se impuso en la final de la Conferencia Oeste de 1997 contra los Rockets.