Los “ultras” del Lazio han causado indignación por decirles a las mujeres que eviten asistir a su “lugar sagrado” en el Estadio Olímpico del club.

Los hinchas distribuyeron folletos antes del primer partido de la temporada de su equipo como local ante el Napoli el sábado.

“La Curva Nord (fondo norte) representa para nosotros un lugar sagrado, un entorno con un código no escrito que se debe respetar”, se lee en el folleto. “Las primeras hileras, como siempre, han sido las trincheras. En las trincheras, no permitimos mujeres, esposas y novias, así que las invitamos a sentarse a partir de la décima hilera”.

“Aquellas que elijan el estadio como una alternativa para un día tranquilo y romántico en Villa Borghese (un parque en Roma), deben de irse a otras secciones”.

El portavoz del Lazio, Arturo Diaconale, comentó el domingo a la agencia de noticias italiana ANSA que “no es la posición del club, estamos en contra de cualquier muestra de discriminación”.

Algunos hinchas del Lazio causaron indignación la temporada pasada cuando cubrieron el Estadio Olímpico de Roma con imágenes de Ana Frank _la joven diarista que murió durante el Holocausto_ portando una camiseta del rival, la Roma.

El club fue multado con 50.000 euros (63.000 dólares) por la federación de fútbol italiana debido al antisemitismo mostrado por los aficionados del equipo.

Fue el último de una serie de incidentes racistas y antisemitas. En el pasado, Lazio tuvo que cerrar su estadio total o parcialmente para partidos europeos y nacionales como castigo.