Tyson Fury destrona a Wladimir Klitschko como campeón pesado

En un auténtico batacazo, Tyson Fury derrotó el sábado por decisión unánime a Wladimir Klitschko y puso fin al reinado de casi una década del ucraniano como campeón mundial del pesado.Después de 12...

En un auténtico batacazo, Tyson Fury derrotó el sábado por decisión unánime a Wladimir Klitschko y puso fin al reinado de casi una década del ucraniano como campeón mundial del pesado.

Después de 12 feroces asaltos, en los que Klitschko acabó con cortes en ambos ojos, la decisión quedó en manos de los jueces.

Tanto César Ramos como Raúl Caiz dieron ganador 115-112 a Fury, en tanto que Ramón Cerdán favoreció 116-111 al invicto británico.

Fury, quien acabó cantándole "I Don't Want to Miss a Thing" de Aerosmith a su esposa, ahora suma 25 victorias, 18 por la vía del nocaut.

"Me faltó velocidad. Tampoco tuve alcance, y eso fue clave. Traté, pero no me salieron las cosas", declaró Klitschko, quien con su estatura de 1,98 metros (6,6 pies) se encontró en la inusual situación de enfrentar a un rival más alto con los 2,09 metros (6,9 pies) de Fury.

De principio a fin, Fury se la pasó provocando a Klitschko, de 39 años, en la pelea escenificada en un estadio de fútbol en Duesseldorf.

"He dicho algunas cosas estúpidas", dijo Fury en referencia a sus declaraciones y bufonadas previas a la pelea.

"Wladimir, eres un gran campeón y gracias por aguantarme. Todo fue diversión y juego para darle más interés a la pelea", añadió.

Tras sufrir su primera derrota desde abril 2004, Klitschko quedó con marca de 64-4 con 63 nocauts. No perdía desde que fue noqueado por Lamon Brewster en Las Vegas.

La antesala al combate, en el que los cinturones de la AMB, FIB, OMB y OIB estaban en juego, se vio marcada por las quejas de Fury sobre la calidad del cuadrilátero al considerarla como muy blanda. Fury amagó con no presentarse a pelear, pero el asunto se resolvió a tiempo.

Para Klitschko fue su 28va pelea de campeonato y la 19na en la que exponía su cinturón del FBI que ganó por nocaut técnico en el séptimo asalto a Chris Byrd en Mannheim, Alemania, el 22 de abril de 2006.

Fury tuvo la iniciativa desde el inicio del combate y en el primer episodio hizo ver mal a Klitschko. El británico de 27 años tuvo el descaro de provocar a Klitschko durante y después de ese asalto.

Fury puso sus manos detrás de su espalda en el tercer capítulo, aunque el campeón defensor reaccionó en el siguiente. Fury asestó un gran derechazo a Klitschko en el quinto y le causó una pequeña cortada abajo del ojo; volvió a burlarse después.

La intensidad del británico pareció disminuir ante el repunte de Kiltschko, pero el primero volvió a provocar al ucraniano en el séptimo asalto cuando le dijo "venga". Nuevamente, Fury puso las manos atrás de su espalda ante los abucheos del público.

Klitschko respondió a un gancho en el noveno con un fuerte derechazo antes de que amonestaran a Fury por golpearlo atrás de la cabeza. Sin embargo, puso en aprietos a Klitschko en la esquina.

Klitschko necesitaba responder y lo intentó en el décimo asalto, pero para ese entonces también sangraba del ojo izquierdo.

El árbitro Tony Weeks le descontó un punto a Fury por golpear al ucraniano atrás de la cabeza en el 11mo, y ambos púgiles dieron su resto en un intenso asalto final antes de que elevaran sus brazos en señal de celebración. Más sincero fue el festejo en el bando del británico.