Towns vuelve, y lleva a Timberwolves a triunfo sobre Kings

Hace unos días, Karl-Anthony Towns se negaba a ausentarse de un partido, sin importar lo aparatoso de un accidente en el que él mismo reconoció que había salvado la vida. El lunes, el pívot de los...

Hace unos días, Karl-Anthony Towns se negaba a ausentarse de un partido, sin importar lo aparatoso de un accidente en el que él mismo reconoció que había salvado la vida. El lunes, el pívot de los Timberwolves pudo corroborar que el reposo forzado fue incluso benéfico para su desempeño.

Y en el futuro, difícilmente habrá mucho descanso para él o para Minnesota.

Towns logró 34 puntos y 21 rebotes en su regreso del protocolo de conmoción cerebral para ayudar a que los Wolves vencieran el lunes 112-105 a los Kings de Sacramento.

Derrick Rose añadió 20 unidades y Tyus Jones sumó 16, además de ocho asistencias y tres robos para los Timberwolves, que dividieron sus dos encuentros anteriores sin Towns, mientras se recuperaba tras el choque en carretera ocurrido la semana pasada, que involucró al auto en que viajaba al aeropuerto.

El percance puso fin a la racha de Towns, de 302 partidos iniciados para iniciar su carrera en la NBA. Es la mayor seguidilla de ese tipo en el comienzo de una carrera dentro de la liga en 48 años.

“Uno está tan acostumbrado a sacrificar su cuerpo cada día, que no se percata de lo mucho que aprecia el estar aquí”, dijo Towns. “Siempre he querido estar disponible para mis compañeros y para los Wolves. Pero cuando te pierdes un partido, ves todo con una perspectiva diferente”.

El novato Marvin Bagley III consiguió 25 puntos y 11 rebotes, y De’Aaron Fox marcó 23 unidades para los Kings (31-29), que apenas superan a los Timberwolves (29-31) en el panorama para los playoffs en la Conferencia Oeste, con los Lakers de Los Ángeles entre ellos.

Los Kings, que no han llegado a la postemporada desde 2006, comenzaron la noche empatados en la columna de derrotas con el séptimo lugar, los Spurs de San Antonio, y los Clippers de Los Ángeles.

Los Timberwolves construyeron una ventaja de 17 puntos en el tercer cuarto antes de caer en algunos periodos de mala ofensiva — tuvieron 22 pérdidas de balón en el duelo, una menos que su máximo en la campaña — y vieron desaparecer su delantera.

Una canasta en rompimiento rápido de Bagley con 9:22 en el reloj acercó a los Kings a un solo dígito por primera vez en la segunda mitad.

Andrew Wiggins metió un triple — encestó uno de siete desde detrás del arco — para provocar los abucheos de la afición local. Luego, Harrison Barnes convirtió dos tiros libres para sus primeros puntos del encuentro, que redujeron la diferencia 106-101 con 3:43 por jugar. Pero Jones apareció con dos jugadas defensivas clave, y Rose metió el tiro que selló el triunfo con 29 segundos para colocar a los visitantes a dos posesiones de balón.