Tottenham y Man United avanzan a semis de Copa FA

Tottenham se clasificó a las semifinales de la Copa de la FA al derrotar el sábado por 3-0 a Swansea con un gol del argentino Erik Lamela.Christian Eriksen firmó un doblete en el partido en el...

Tottenham se clasificó a las semifinales de la Copa de la FA al derrotar el sábado por 3-0 a Swansea con un gol del argentino Erik Lamela.

Christian Eriksen firmó un doblete en el partido en el estadio Liberty en Gales, y los Spurs siguen encaminados a conquistar su primer trofeo en 10 años.

Gracias a sendos goles de cabeza de Romelu Lukaku y Nemanja Matic, Manchester United visó su boleto a las semifinales al vencer 2-0 a Brighton.

Wembley, el estadio nacional, es la sede neutral de las semifinales y la final de la Copa. Pero Tottenham está bien acostumbrado a jugar ahí, dado que el conjunto londinenses utiliza ese escenario como su hogar esta temporada, mientras se construye su nuevo feudo White Hart Lane.

Los otros duelos de cuartos de final se disputarán el domingo: Leicester-Chelsea y Wigan-Southampton.

Eriksen abrió el marcador con un remate desde fuera del área a los 11 minutos, Lamela metió el segundo en los descuentos del primer tiempo, y Eriksen redondeó la goleada a los 62.

Tottenhan no contó con su artillero Harry Kane, quien probablemente sea baja hasta el próximo mes por una lesión de tobillo.

La Copa de la FA es la única oportunidad para que Tottenham gane un trofeo esta temporada, tras ser eliminado por la Juventus en los octavos de final de la Liga de Campeones la semana pasada. Igual ocurre con el United, que esta semana sucumbió ante Sevilla en la misma instancia del torneo europeo.

Lukaku aprovechó un gran pase de Matic para abrir el marcador a los 37 minutos. Matic aumentó a los 83 al peinar un tiro libre de Ashley Young.

El chileno Alexis Sánchez se quedó en la banca por primera vez desde que se sumó al club en enero, haciéndole compañía a Paul Pogba entre los suplentes. Ninguno ingresó en el partido.

Pero la victoria no dejó conforme al técnico José Mourinho, duramente criticado por el planteamiento conservador en la serie contra Sevilla.

“Quería más personalidad, ya que en muchas, muchas veces, sentí que Matic era como una isla”, añadió el entrenador portugués. “Una isla de personalidad, ganas y control rodeada, no de agua, sino por falta de personalidad, falta de calidad, falta de ganas”.