El linebacker Kamalei Correa tiene un consejo clave a fin de que los Titans sobrelleven mejor el primer viaje de la franquicia a Londres para un partido de la campaña regular.

Hay que dormir lo más posible en el avión.

“Eso es lo más importante”, recalcó el jugador hawaiano, quien jugó en Londres cuando militaba en Baltimore. “Simplemente hay que dormir algo en el avión, porque si no lo haces, no vas a estar en una buena situación. En cuanto aterrizas comienzas a moverte otra vez. Vamos a ir a reuniones, sesiones de video y recorridos. Si no duermes, te quedarás con horas pendientes de sueño, así que hay que descansar”.

Los Titans (3-3) entrenaron el jueves en su ciudad, antes de dirigirse al aeropuerto para un vuelo sin escalas a Londres. El entrenador Mike Vrabel dijo en broma que el motivo de partir tarde era que su pasaporte no había llegado sino hasta el jueves. La razón auténtica fue mucho más práctica para un equipo que sólo ha jugado dos veces fuera de Estados Unidos, en encuentros de pretemporada.

El último se realizó en 1994, en la Ciudad de México, cuando los Titans eran los Oilers de Houston.

“Queríamos hacer que todo fuera lo más normal que se pudiera”, indicó Vrabel. “Tenemos aquí una gran instalación. A los chicos les gusta dormir en sus camas, les gusta ver a sus esposas y a sus hijos. Es parte de su rutina”.

Desde mediados de este año, el equipo había enviado algunas pertenencias a Londres. Aprovechó así el hecho de que había comprado equipamiento adicional el año pasado, cuando los Titans pasaron una semana en Arizona, entre un par de partidos en el oeste de la nación.

Para los Chargers, rivales de Tennessee, será su segundo viaje a Londres. Jugaron ahí en 2008.

También será la segunda visita del entrenador de Los Ángeles, Anthony Lynn, quien pasó toda una semana en Inglaterra la primera ocasión. Esta vez, Lynn ha revisado la forma en que otros equipos se han organizado para el viaje, y decidió dar a su equipo más tiempo para dormir y planificar el encuentro antes de viajar.

Los Chargers (4-2) permanecieron en Ohio luego de vencer a los Browns el fin de semana. Volaban a Londres también el jueves.

“Ojalá que funcione”, comentó Lynn. “Siempre que pasas tanto tiempo en un avión encuentras que no es lo ideal descender y hacer muchas cosas. Pero como dije, llegaremos allá el viernes y tendremos todo ese día para relajarnos. Nos recuperaremos el sábado y jugaremos el partido el domingo”.

___

Teresa M. Walker está en Twitter como www.twitter.com/teresamwalker