Con los Pirineos por delante, Geraint Thomas tuvo su último día tranquilo con la posesión de la casaca amarilla en el Tour de Francia.

Los rivales del galés por el título de la carrera más prestigiosa del ciclismo, entre ellos su compañero de equipo Chris Froome, reservaron fuerzas rumbo a la última semana de la ronda gala. Cumplida la 15ta etapa el domingo, Thomas se mantuvo como líder general por cuarto día seguido y antes del día de descanso pautado para el lunes.

Thomas, su escolta Froome y el resto del pelotón de avanzada llegaron a Carcassonne y sus muros medievales 13 minutos después del ganador de la etapa, el danés Magnus Cort Nielsen

"Siempre tuvimos el control", afirmó Thomas, quien mantuvo su ventaja de un minuto y 39 segundos sobre Froome, el campeón defensor. "Siempre estuvimos en el lugar adecuado, y es un buen día para conseguirlo".

La pausa del lunes precede tres días en los Pirineos, seguidos de una prueba contrarreloj individual en el penúltimo día de la carrera.

"Faltan tres días muy importantes y luego la prueba contrarreloj, por los que simplemente afronto un día a la vez y ya veremos lo que sucede", explicó Thomas.

Con Froome en busca de un quinto título en el Tour, el equipo Sky aún no define a su principal opción al trono desde que Thomas logró victorias seguidas en los ascensos en los Alpes.

Hasta ahora, Thomas y Froome no se han atacado, pero esa tregua podría romperse al entrar en la fase decisiva de la carrera.

Thomas, aunque no ha dicho que desafiará a Froome, ha dejado en claro que no renunciará a su oportunidad de ganar su primer Grand Tour.

"Supongo que tendré un mal día”, dijo Thomas. “Es un enorme honor el solo llevarla (la casaca amarilla), pero como lo he dicho desde el principio, ¿quién sabe la sorpresa que se puede dar?”.

Cort Nielsen se separó en un sprint de otros dos competidores para ganar la etapa. El ciclista de Astana se llevó la primera victoria de su carrera en el Tour tras alejarse del español Ion Izagirre y el holandés Bauke Mollema en los últimos 200 metros. Cort Nielsen finalizó el montañoso tramo de 181,5 kilómetros (112,7 millas) de Millau a Carcassonne en 4 horas y 25 minutos.

"Siempre me mantuve un poco atrás a fin de poder responder en caso de que ellos atacaran", indicó el danés de 25 años, que ganó dos etapas en la Vuelta de España en 2016.

El único ataque de peligro por un ciclista entre los primeros 10 lugares de la tabla de posiciones fue protagonizado por Daniel Martin, el líder del equipo UAE Emirates, que trató de despegarse en un ascenso en Pic de Nore pero fue rebasado de bajada.

Un pelotón de avanzada de 29 ciclistas _ninguno de los cuales representa una seria amenaza para la ventaja de Thomas en el liderato general_ se quedó rezagado en poco tiempo.

Cort Nielsen, Izagirre y Mollema superaron a los otros cinco competidores restantes al frente antes de pelearse entre ellos la victoria de la etapa. Una vez que los tres se hallaron en la punta parejos, Cort Nielsen se mantuvo al frente cuando finalmente rompieron fila con un sprint.

Thomas y Froome perdieron a uno de sus escuderos para la última semana, luego que Gianni Moscon fue expulsado por los organizadores de la carrera por aparentemente golpear a Elie Gesbert del equipo Fortuneo.

La competencia se reanuda el martes con la 16ta etapa, un recorrido de 218 kilómetros de Carcassonne a Bagneres-de-Luchon.