La suspensión de 10 años por corrupción impuesta a Jerome Valcke, el ex número dos de la FIFA, fue ratificada el viernes por el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

El secretario general de la FIFA durante ocho años bajo la presidencia de Joseph Blatter fue despedido en 2016 y se le prohibió participar en cualquier actividad relacionada al fútbol por 10 años tras un fallo de la comisión de ética de la FIFA.

Valcke tuvo una audiencia de apelación en octubre, y la misma fue rechazada el viernes por el TAS (las siglas en francés del tribunal).

"Las infracciones cometidas por Jerome Valcke alcanzaron un “importante grado de gravedad”, dijo el TAS en una declaración. También resaltó que la suspensión y la multa de 100.000 francos suizos (100.200 dólares) es “completamente proporcionada”.

Valcke fue presentador en la televisión francesa antes de asumir un cargo como ejecutivo de mercadeo de la FIFA. Fue despedido en 2006m pero al año siguiente se convirtió en la mano derecha de Blatter. Fue despedido una segunda vez en enero de 2016 al vinculársele en irregularidades en la venta de entradas y derechos de transmisión del Mundial, además de excesos en sus cuentas de gastos, incluyendo viajes en jets privados con fines personales.

La comisión de ética de la FIFA suspendió a Valcke por 12 años, con un cargo adicional de destruir pruebas. El panel de apelaciones de la FIFA redujo dos años a la pena al determinar que no se pudo probar el cargo sobre la venta de los derechos de transmisión.

Valcke negó todos los cargos.