Uruguay cuenta con Luis Suárez y Edinson Cavani, dos de los más temibles goleadores de todo el mundo, pero su entrenador Oscar Washington Tabárez destacó el martes la tradicional solidez de la defensa y el buen juego de la nueva camada de jóvenes que renovó el mediocampo de la Celeste.

“Siempre hemos sido un equipo fuerte defensivamente y eso no lo vamos a perder”, dijo Tabárez en una rueda de prensa al finalizar el martes el primer entrenamiento del seleccionado. “Jugamos contra muchos equipos que son potencialmente superiores a Uruguay, muchos, y nos vemos enfrentados a defendernos, aunque no queramos. Y hay que saber hacerlo”.

El entrenador, de 71 años, también destacó que desde las últimas etapas de las eliminatorias sudamericanas se incorporaron al equipo varios volantes que, sin perder el tradicional despliegue y sacrificio del mediocampo, han aportado una cuota de importante de buen fútbol, destacándose los volantes Federico Valverde, Rodrigo Bentancur y Nahitan Nández.

Por supuesto, también alabó el poder goleador de Suárez y su alto índice de asistencias a otros compañeros.

Tabárez dijo que en las calles de Uruguay se palpa un optimismo respecto a las posibilidades de la selección en el Mundial de Rusia, pero advirtió que sus objetivos son más centrados

“Es bueno que haya expectativas, uno va por la calle y lo nota en la gente”, dijo Tabárez. “Es parte del espíritu positivo. Pero no significa ser parte de realidades virtuales que si no se concretan son un drama nacional. Nuestro punto de partida es tratar de hacer un buen Mundial. Significa hacer buenos partidos y pasar de fase. No pensar que las cosas ya están hechas antes de hacerlas”.

Tabárez dijo que en las semanas que restan para el Mundial basará su entrenamiento en la experiencia acumulada con muchos de estos jugadores en los últimos 12 años.

De los 26 citados, 13 ya disputaron el Mundial de 2014 y siete el de 2010, cuando Uruguay obtuvo el cuarto puesto. En ambas oportunidades, el combinado fue dirigido por Tabárez.

El de Rusia será el cuarto Mundial para el entrenador, que también dirigió a Uruguay en Italia 1990.

Además de Suárez, Cavani y Godín, los otros históricos que van por su tercer Mundial son el portero Fernando Muslera, su sustituto Martín Silva, los laterales Maximiliano Pereira y Martín Cáceres, y el volante Nicolás Lodeiro.

“Siempre nos quejamos de los tiempos que tenemos para prepararnos. Lo único justo es que todos los equipos tenemos los mismos tiempos”, agregó. “Este trabajo lo venimos haciendo desde hace 12 años, no vamos a cambiar ahora. No hay ninguno de los jugadores que sea totalmente nuevo. Vamos a tratar de apoyarnos en los aspectos conceptuales, en todas esas cosas que ya las tienen claras. No podemos hacer el machaque que se hace en cualquier club, porque lo que tenemos son dos semanas”.

“Tenemos camino adelantado, no garantiza nada respecto a los resultados”, agregó.

En el primer entrenamiento solo estuvieron presentes 14 de los 26 seleccionados: Muslera, José María Giménez, Guillermo Varela, Pereira, Diego Laxalt, Valverde, Bentancur, Nández, Cristian Rodríguez, Carlos Sánchez, Matías Vecino, Lodeiro, Jonathan Urretaviscaya y Maximiliano Gómez.

Tabárez deberá descartar tres jugadores de los 26 preseleccionados, pero no quiso adelantar ningún nombre.