Los Astros de Houston constataron el viernes lo que el resto de la liga se ha dado cuenta y los propios Mets no terminan de resolver.

Cualquiera puede robar bases frente a la batería que conforman Noah Syndergaard, el abridor de Nueva York en la primera fecha de la temporada regular, y Travis d'Arnaud.

Houston se fue perfecto en cuatro intentos de robos el viernes en la cuarta apertura de la primavera del derecho: tres de Derek Fisher y la otra por Jake Marisnick. Los Astros ganaron por 2-0.

Syndergaard consideró que la moción de sus ofrecimientos al plato fue buena, rozando los 1.35 segundos.

"Creo que mis tiempos cumplieron con lo necesario", declaró Syndergaard tras una salida de 73 pitcheos. "...Me siento realmente confiado en cuanto a controlar a los corredores y al mismo tiempo poder hacer un pitcheo de calidad al plato".

Pero los datos difieren con ese criterio.

La pasada temporada dominó en los duelos en el plato, con los bateadores rivales registrando un promedio de .243 en su contra. Pero la ventaja correspondió a los corredores al alcanzar la base, aprovechando la moción de Syndergaard

Los corredores consiguieron el robo en 48 de 57 intentos ante 2016. Y en su temporada de novato en 2015, 16 corredores lograron el robo y solo uno quedó fuera. Una tasa de 86% de éxito.

El manager Terry Collins resaltó que d'Arnaud no está mal en cuanto a la fuerza de su brazo y la velocidad que registra al disparo. Sin embargo, necesita apurar la ejecución para poder controlar mejor a los corredores.

Collins también indicó que el suplente puertorriqueño René Rivera, con escasos turnos al plato esta primavera por haber formado parte de la selección de Puerto Rico en el Clásico Mundial de Béisbol, podría estar en la alineación titular el 3 de abril, contra Atlanta en Citi Field, por sus antecedentes con Syndergaard.

"Evaluaremos todso los factores antes de definir la alineación del juego inaugural. El año pasado, Noah rindió muy bien con René, así que hay una buena posibilidad de que René será el receptor en ese juego", dijo Collins.