Pedro Strop no tuvo que pensárselo mucho. El relevista dominicano prefirió ayudar a que los Cachorros de Chicago se quedaran con el triunfo sobre los Dodgers de Los Ángeles en vez de completar el trámite sobre el auto que recién le habían robado.

Mientras el derecho de 33 años hablaba el miércoles en el camerino con la policía sobre su Genesis robado, la pizarra se empató. De acuerdo con el portavoz de los Cachorros Julian Green, fue en ese momento que Strop le dijo a la policía: “Debo irme, tengo que lanzar”.

Strop se quedó con el salvamento en el triunfo de los Cachorros por 7-6.

El dominicano le dijo a la policía que basándose en el video de vigilancia, el vehículo le fue robado del garaje de su apartamento alrededor de las 6:30 de la mañana del miércoles. Unas ocho horas después, la policía intentó detener a la persona que manejaba el vehículo, pero el conductor escapó.

El auto fue localizado más tarde, después de chocar con un vehículo estacionado. La policía no ha realizado arrestos.

El jueves, Strop se rio sobre el robo y la recuperación de su auto. Dijo que le preocupaba el estado de su vehículo.