Chris Boswell convirtió un gol de campo de 46 yardas, a 42 segundos del final, y los Steelers de Pittsburgh superaron el domingo 39-38 a los Ravens de Baltimore, para coronarse en la División Norte de la Conferencia Americana por tercera vez en cuatro años.

Días después de perder a su astro Ryan Shazier por una lesión vertebral, los Steelers pudieron dedicarle un triunfo y un título. Lo lograron mediante una remontada, luego que su defensa corrigió las fallas evidenciadas al comienzo del duelo y frenó la última serie de Baltimore.

Pittsburgh (11-2) perdía por 11 puntos en el comienzo del último cuarto, pero coronó una semana desafiante que incluyó la lesión de Shazier, y consiguió su octava victoria consecutiva.

Ben Roethlisberger lanzó para 506 yardas y dos anotaciones. Es el primer quarterback en la historia de la NFL que supera las 500 yardas en tres ocasiones.

Antonio Brown atrapó 11 pases para 213 yardas, incluidos dos largos avances en el cuarto periodo, que permitieron a los Steelers recuperarse, luego de dilapidar una delantera de 14 puntos.

Le’Veon Bell totalizó 125 yardas y anotó tres veces.

Joe Flacco lanzó para 269 yardas con dos touchdowns y un envío interceptado. Fue capturado por el linebacker novato T.J. Watt, quien le arrancó el balón, en la última jugada de los Ravens.

Alex Collins corrió para 120 yardas y una anotación por Baltimore (7-6).