La larga estadía de James Harrison con los Steelers ha concluido.

Pittsburgh, campeón de la División Norte de la Conferencia Americana, dio de baja el sábado a Harrison, linebacker cinco veces elegido al Pro Bowl y nombrado el mejor jugador defensivo de la NFL en 2018. La decisión tiene como objetivo abrir espacio en la nómina para el tackle derecho Marcus Gilbert, quien ha vuelto tras una suspensión por dopaje.

Harrison, de 39 años, es líder histórico de la franquicia en capturas, con 80,5 durante sus 14 temporadas con los Steelers. A lo largo de su carrera totaliza 82,5.

Se retiró brevemente en septiembre de 2014, tras una campaña para el olvido en Cincinnati. Sin embargo, volvió cuando los Steelers quedaron diezmados por lesiones.

Logró al menos cinco capturas en cada temporada de 2014 a 2016, y firmó un contrato por dos años el año pasado, que lo habría mantenido en Pittsburgh hasta cumplir 40 años.

La participación de Harrison se había reducido significativamente en esta campaña. Ha estado activo en sólo cinco de los 14 partidos de Pittsburgh, pese a no sufrir lesiones.