La saga de Kawhi Leonard en San Antonio llegó a su fin el miércoles cuando los Spurs enviaron al jugador más valioso de la final de la NBA del 2014 a los Raptors de Toronto a cambio del base DeMar DeRozan.

Los Spurs recibirán también al centro Jakob Poeltl y una selección de la primera ronda en el 2019, mientras que los Raptors se llevaron a Danny Green.

Para Leonard y los Spurs, este es el fin de una relación complicada que los fue distanciando. El técnico de los Spurs Greg Popovich, no obstante, dijo que Leonard había sido un buen compañero y que esperaba que el canje beneficiase a todos.

“Kawhi se esforzó mucho para ser el jugador que es”, declaró Popovich en San Antonio un par de horas después de que el NBA aprobó el canje. “Nuestra gente se esforzó mucho por traerlo aquí. Le deseo lo mejor en Toronto. Creo que le va a ir muy bien”.

Leonard fue el jugador más valioso de la final de la NBA del 2014. Jugó con los Spurs siete temporadas y tuvo un promedio de 16,3 puntos por partido. El año pasado, no obstante, disputó solo nueve encuentros por una lesión y podía quedar en libertad el año que viene. Le había pedido a los Spurs que los transfiriesen, en lo posible a los Lakers.

Esto implica que los Raptors pueden estar desprendiéndose de DeRozan a cambio de alguien que podría no quedarse con ellos mucho tiempo.

DeRozan lleva nueve años en la NBA, todos con Toronto, y tiene un promedio de 19,7 puntos por encuentro.

Fue el máximo anotador de los Raptors las últimas cinco temporadas, pilar de la campaña en que Toronto ganó 59 partidos y fue el primer clasificado para los playoffs de la Conferencia Oriental. Pero después de ser barridos por Cleveland en la segunda ronda, Toronto decidió que había que hacer grandes cambios. Despidió al Dwane Casey, que había sido elegido el técnico del año, y ahora se deshace de un astro que alguna vez dijo “Yo soy Toronto”.

La reacción inicial de DeRozan fue de una gran frustración.

“No hay lealtad en este deporte”, dijo en Instagram. “Te dejan ir por un poco de nada...”.

El canje es enorme y lleno de riesgos.

Leonard no juega desde enero por una lesión misteriosa cuya severidad fue cuestionada por algunos jugadores. La lesión de Leonard fue descrita como una tendinopatía del cuádriceps derecho. A los Raptors obviamente no les preocupa su salud y Popovich aseguró que Leonard está en condiciones de jugar.

En la temporada 2016/17 tuvo un promedio de 25,5 puntos por partido y quedó tercero en la votación para el jugador más valioso de la liga.

Tanto DeRozan como Leonard deben presentarse la semana que viene en Las Vegas para los entrenamientos de la selección de Estados Unidos... dirigida por Popovich.