En Uruguay cruzan los dedos mientras continúa la incertidumbre en torno a su goleador Edinson Cavani, que se lesionó en el partido contra Portugal.

Los médicos del plantel dijeron el lunes en un comunicado que una resonancia magnética reveló que Cavani, máximo goleador de la Celeste en el Mundial con tres tantos, padece “una lesión edematosa en el músculo gemelo interno de su pierna izquierda, sin rotura de fibras musculares”.

No aclararon cuáles son las perspectivas de que pueda jugar el viernes contra Francia en los cuartos de final.

Solo indicaron que “se controla su evolución”.

“El jugador continúa dolorido. Se realizará trabajo diferenciado y rehabilitación fisiátrica”, agregaron.

Cavani abandonó el terreno visiblemente aquejado por una dolencia el sábado tras marcar los dos tantos de la victoria 2-1 sobre Portugal en los octavos de final.

El volante Rodrigo Betancur dijo el lunes que Cavani “está muy bien, contento con la clasificación” a cuartos de final “y con su rendimiento y el de todo el equipo”.

“Hoy trabajó, hizo recuperación. Está bien de ánimo. Hay que esperar el día a día para ver cómo se siente”, indicó Betancur.

Se especula que si el ariete del París Saint Germain no pudiera jugar, sería reemplazado por Cristhian Stuani, del Girona de España.